¿Por qué a veces me tiembla el párpado?

 In Tu Salud

Algunas personas sienten quede pronto les tiembla el párpado, sin que aparentemente haya alguna razón para que esto suceda. A veces se trata de temblores suaves, apenas perceptibles y otras veces estos son de mayor intensidad. En cuanto a la duración esta puede ser de unos pocos segundos hasta varias horas o días, hasta que finalmente se disipa.

La sensación es muy molesta. Quien la experimenta siente como si su ojo vibrara o «latiera». En algunas ocasiones la intensidad del movimiento es tal, que lleva a ver los objetos como si se movieran. Sin embargo, en la mayoría de los casos en que tiembla el párpado no hay nada de qué preocuparse.

Casi siempre se trata de una reacción muscular que puede considerarse normal y que así como llega, también se va, de repente, sin generar ninguna consecuencia. Solo en algunos casos excepcionales tiembla el párpado debido a la presencia de desórdenes o trastornos más graves.

Cuando tiembla el párpado

Mujer abriendo ojo

A la mayoría de las personas les tiembla el párpado en algún momento. Lo normal es que se trate de una vibración suave, que desaparece por sí sola en un lapso de tiempo corto. A esta condición se le llama «blefaroespasmo» y corresponde a un espasmo o contracción involuntaria de los músculos que rodean el ojo.

Este tipo de temblores solo ameritan una consulta médica si se presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • El temblor en el párpado se mantiene por más de una semana.
  • El temblor no afecta solamente al ojo, sino también a otras partes del rostro.
  • La contracción es tan fuerte que cierra el párpado por completo.
  • Hay inflamación, enrojecimiento o secreción en el ojo en el que tiembla el párpado.
  • El párpado superior se cae. Esto se conoce como “ptosis”.

En los demás casos este tipo de problema obedece a causas que tienen que ver principalmente con el estilo de vida. Las principales razones para que esto ocurra se exponen a continuación.

El estrés

La mayoría de las veces tiembla el párpado por estrés. Ese estado hace que se produzcan una serie de cambios hormonales que inciden en el funcionamiento de los músculos. Y son precisamente los músculos más pequeños, como los del ojo, los que resultan más afectados. Así que este tipo de movimiento involuntario es una señal de que necesitas relajarte.

La falta de sueño

Otra de las razones por las que aparece el temblor en el párpado es la falta de sueño. Cuando no duermes lo suficiente, sometes a tus ojos a un esfuerzo adicional y llevas a que los párpados se debiliten. El temblor es una reacción a ese sobreesfuerzo, por lo cual se recomienda dormir al menos siete horas cada noche para evitar que esto ocurra.

Deficiencia de nutrientes

Vitamina B12

A veces los espasmos involuntarios en los músculos obedecen a la deficiencia de algunas sustancias como vitamina B12, magnesio o potasio. Así mismo, cuando el cuerpo está deshidratado también tiende a provocar ese tipo de reacciones. La solución está en ingerir más alimentos ricos en vitamina B12, como pescados, carnes, huevos y lácteos, y mantenerte suficientemente hidratado.

Descubre: Potasio: regulación y funciones

Problemas de visión

A veces hay deficiencias visuales que llevan a que el ojo se esfuerce más de lo habitual. Cuando estos problemas no han sido detectados y tratados, a través de una formulación de gafas, por ejemplo, pueden llevar a que el párpado tiemble. Por eso es importante hacerte revisiones periódicas de la vista y seguir las recomendaciones que dé el especialista.

Ojo seco

El ojo seco es una condición en la cual no hay suficiente humedad en este órgano. En este caso, los temblores involuntarios aparecen como un mecanismo para tratar de hidratar el ojo. Este es un problema muy frecuente en las personas mayores de 50 años, en quienes trabajan demasiadas horas frente a la pantalla de un ordenador, ingieren antihistamínicos o utilizan lentes de contacto. Hay hidratantes oculares para mantener el ojo en las condiciones adecuadas.

Consumo de sustancias

Hay algunas sustancias que deshidratan el cuerpo por sus propiedades. Las más usuales son el café y el alcohol. Ambas hacen que el organismo pierda líquidos y, por lo mismo, llevan a que se presenten temblores en los párpados. Lo mejor es no exceder el consumo de estas sustancias y beber agua con frecuencia.

Alergias

Con frecuencia, quienes padecen de alguna alergia tienen entre sus síntomas el enrojecimiento y picor en los ojos, así como la producción excesiva de lágrimas. Al rascarse los ojos se libera una sustancia llamada «histamina», que puede llegar a los párpados y producir el temblor. El control médico de las alergias es fundamental para que esto no ocurra.

Edith Sánchez

Tomado de https://mejorconsalud.com

Start typing and press Enter to search